Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Parte de la población de la capital beberá agua sin gusto a cloro.

En Andorra (desde el año 2018) todos sus habitantes toman MMS a través del agua del grifo, para evitar ingerir Trihalometanos cancerígenos provocados por la Lejía con la cual se desinfectan las aguas de beber españolas.

¿Todavía necesitan nuestras queridas autoridades más argumentos para dejarnos de multar e imputar por defender el uso del bendito MMS?

Josep Pàmies.


El Periòdic d'Andorra. Logotipo.El Periòdic d'Andorra. Martes, 13 de Febrero del 2018.

Parte de la población de la capital beberá agua sin gusto a cloro.

El Comú implantarà un nou sistema de cloració al dipòsit de la Comella.

Las cañerías de un depósito de agua del Principado. Foto: El Periòdic d'Andorra.
Las cañerías de un depósito de agua del Principado. Foto: El Periòdic d'Andorra.

Allá hacia abril, parte de la población de Andorra la Vella ya podrá beber agua del grifo sin que los paladares más finos detecten el gusto a cloro. O al menos es esta la idea del Comú de la capital, que a iniciativa de David Astrié consejero de Medio Ambiente e Innovación, tiene previsto implantar un nuevo sistema de cloración de agua en el depósito de la Comella.

Esta será una prueba piloto que no tendría que tener ningún problema para ser un éxito, tal y como dejó claro el propio Astrié: «A otras ciudades europeas ya funciona de manera consolidada». Si es así, la idea es exportar la idea a los depósitos de la Virena, en Sant Ermengol, y el de los Pozos del Estadio Comunal.

¿Y cual es el cambio? Los líquidos que se echan en los depósitos. Actualmente, el agua que se bebe en la capital y en general en toda Andorra se trata con un compuesto químico que se inyecta en las cañerías y la función del cual es desinfectar para convertirla en potable. Este fluido se llama hipoclorito sódico; suena a chino para la mayoría, pero coloquialmente le decimos lejía. A partir de abril, con el nuevo sistema, se cambiará por dióxido de cloro o MMS (Milagroso Mineral Suplemento).

«Se trata de una prueba piloto que se pretende extender también a la Virena y los Pozos del Estadio Comunal».

El dióxido de cloro es el mejor desinfectante que se conoce, puesto que se capaz de eliminar tanto bacterias, hongos, virus o levaduras como parásitos pequeños. Al ingerirlo, rápidamente reacciona con patógenos ácidos liberando oxígeno y formando iones de clorito, que después se convierten en sal común. Además es infalible con las cañerías, que acostumbran a tener un revestimiento en las paredes con una sustancia viscosa que se llama biofilm y que el hipoclorito sódico no destruye.

Pero además de todos los beneficios que puede tener para nuestra salud, «el gusto neutro», como lo define Astrié, también es un valor añadido más a tener en cuenta. A pesar de que el agua del Principado es la envidia de medio mundo, el gusto a cloro es mínimo, pero se nota.

Menos cantidad, mejor rendimiento.

Con todo, el agua que bebemos es sana y el motivo del común para hacer este cambio es otro, el ahorro: «Con menos cantidad, aumenta el rendimiento». La partida presupuestaria se calcula en unos 100.000 euros –que pueden convertirse en más si se extiende a Sant Ermengol y los Pozos del Estadio– pero a la larga, la población saldrá beneficiada.


Web de la Dulce Revolución de las Plantas Medicinales:

https://dolcarevolucio.cat/language/es/portada/


Enlace del artículo original en castellano:

https://www.elperiodic.ad/noticia/62438/part-de-la-poblacio-de-la-capital-beura-aigua-sense-gust-a-clor


Enlaces relacionados:

El Capital disfrazado de ciencia. Joserra Olarieta. SomLoQueSembrem (SomosLoQueSembramos). La Directa.

Detectan cocaína, fármacos y plaguicidas en crustáceos de ríos británicos. Canal 3/24. Xavier Duran.

Una firma alemana desarrolla un producto efectivo contra la Xylella. La Opinión de Málaga.

Sí a las medicinas tradicionales y complementarias en la Sanidad Pública. Tu pagas, tu decides. La Dulce Revolución de las plantas medicinales.

Jorge Munnshe entrevista a Almudena Ramón Cueto, pionera de la regeneración neural por glía envolvente olfatoria.

Richard J. Roberts: «El fármaco que cura del todo no es rentable».

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto